Blogia
Limoncello

Yegen

Yegen

Este fin de semana he estado en un sitio de filosofía zen en las alpujarras, al límite de Almería y Granada, eje hipnótico para mi y siempre relacionado en mi corazón con energías subyugantes. Creo que ya lo he mencionado por aqui pero el desierto y los paisajes similares me amansan el corazon a veces tan impulsivo y febril que tengo.

Jikoan ha sido toda una experiencia de vuelta a otros tiempos donde era mas ingenua y mas creyente de lo mágico, pero la esencia queda y parte de lo vivido ha hecho emerger algunas cosas.

Me quedo con la complicidad de niña mala de saltarse las normas con Irene, las caricias de las manos que te tocan con suavidad y que te devuelven al mimo y al tacto, los momentos de soledad mirando al horizonte desértico del paisaje cubierto de una neblina protectora que hacía a las montañas reinas e intocables, las sabrosas comidas que nos ofrecieron nuestros anfitriones, el arrancar las malas hierbas (por qué las "malas" hierbas??) del huerto de Francis y Mariangeles, el sueño reparador..

Ahora sin embargo y aunque no quiero olvidar lo recordado en estos dos días, me apetece otra energía bien distinta, la de festivales de alamillo y circo, las cervecitas y los conciertos que son una gran debilidad y grandeza para mi.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

limoncello -

gracias guapo....la verdad es que me encanta que me hayais adoptado y que esteis tan encantados conmigo...y que hagas tan lindos comentarios tu en concreto

isaac -

leerte se esta convirtiendo en algo muy refrescante y encantador,el tercer parrafo posee un encanto muy dulce.Me gusta leer tu blog los domingos con musica ,sigue sembrando momentos evocadores,chica picara.isaac

Fernando -

Gracias por tu comentario,,,
No pasa ,copistas hay en todas partes,lo malo de este es que no tiene gracia¡
Me alegro lo pasaras bien el la Alpujarra¡¡
saluda al otro limon¡¡
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres