Blogia
Limoncello

Ruido de palabras

Ruido de palabras

Se acabó lo de que las palabras fueran sonidos fiables, barómetros de nuestras intenciones verdaderas. Nuestros corazones están tan amalgamados con nuestros frenos internos, nuestras contradicciones, nuestros deberías o nuestros auto engaños que es imposible discernir hasta con uno mismo que es la verdad que nos conviene oir, cual es la brisa nocturna que mas nos arrulla y de verdad conecta con nosotros mismos, de hecho a estas alturas ya no sabemos si el disfraz es al disfrazado o viceversa...

Estamos en la era de la palabra y la imagen. Se dan por ciertos un cúmulo de frases en los periódicos si es que son contudentes y destilan el lenguaje de lo definido como creíble. Y asi seguimos en una interminable cadena donde la forma tiene mas sustancia a la hora de medir cualquier vara de las idoneidades. Es como si ahora nos diera por medir la verdad entre el diálogo de besugos (no lo vi pero para qué) entre Rajoy y ZP...glups, pero que digo, si la mayoría de los informativos han puesto números a los índices de credibilidad de uno y otro, en que estaré yo pensando!!. Vaya, esto de no tener tele me está volviendo lela.

Yo propongo escuchar atentamente los actos, los gestos, y deleitandose. Yo propongo escuchar a Baroja en "El arbol de la ciencia", volvamos a lo simple, al estar y mirar y a adornar con palabras si hace falta los encuentros, pero sin tomarlas demasiado en serio. Volvamos a escuchar el sonido del tiempo que pone a casi todo en su lugar...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Fernando -

La verdad es q todo es muy pasajero...
Buen dia

amali -

para poder discernir es conveniente contrastar con alguien, ciertamente poner palabras a eso que sentimos y pensamos, y al nombrarlo ver qué tal resuena en nuestros oidos y en los ajenos, en alguien que nos refleje... sea homeópata, acompañante, un amigo o un cura. Alguien. la palabra desvela y revela. aunque parezca en ocasiones confusa, ambigua o contradictoria. La palabra compromete. NO me gusta quien se oculta en el silencio, aunque a veces sea yo misma quien se acobarde.

limoncello -

po zi guapa...ya ves, yo tenia el psicoanálisis como biblia para desenmarañar la trama pero viendo a Woody Allen y sus pajas mentales hasta desconfio ya tb

cabriolas -

que complicados somos no?? y con esto de cumplir años a veces peor mariquilla
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres