Blogia
Limoncello

Tarifa existe y la integridad tambien

Tarifa existe y la integridad tambien

Tarifa existe, y existe su festival de cine, estupendo. Me quedo sin duda con momento de subidón al ver un documental de Thomas Sankara, el che africano. Hacía tiempo que no vibraba al sentir que el idealismo aún deja rescoldos muy vivos para recordar a tipos como este. En cuatro años y con 33 primaveras se codeó de tu a tu con Mitterrand humillando su prepotencia colonialista en diversos foros públicos y en medio de una ovación del resto de países africanos presentes en una conferencia internacional y con mucho humor invitó a todos a no pagar la deuda, a pasar del FMI, del banco mundial y de todas las pantomimas que tiene esto de estar enganchado a una deuda (ni mas ni menos que todos estamos en cierta forma para mantener arriba a los que se sitúan en el podio de la clarividencia). Hizo grandes reformas a nivel educativo, agrario, en defensa de los derechos de la mujer (y de esto hace ya 20 años!!), y sobre todo, y lo mas importante le dio participación a todo el pueblo y le hizo creer que los sueños son posibles si todos cohabitamos en ellos de forma ilusionada, en una adrenalina colectiva comparable a pocas.

El resultado, Burkina Faso en 4 años logró no importar productos para alimentar a su población, vacunó a más de dos millones de personas y todos tomaron conciencia que el progreso y el futuro con dignidad pasaba por una política no colonialista y de autosuficiencia. El mismo vaticinó su muerte porque sabía que estaba movilizando a todo un continente y no solo a un insignificante país sin muchos recursos naturales. Murió asesinado tras cuatro años dirigiendo el destino de una utopía. Es difícil trasladar aquí la revolución que montó en todos los ámbitos en tan corto espacio de tiempo.

Reconozco que me pudo la emoción, y me arranqué en palmas- contagiando al resto del público que respondió de forma inmediata porque estaban tan sorprendidos como yo- ante uno de sus testimonios antes de finalizar la peli. La niña ingenua salió a flote, que vamos a hacer…

No os digo mas si el antiguo Alto Volta que estudiamos en el cole, pasó a llamarse los hijos integros, es decir, Burkina Faso tras su subida el poder. Una personalidad como pocas que nacen de siglo en siglo. Hay que ver sus parlamentos y sus actos para comprender la dimensión de su sueño.

Yo quiero ser una hija integra de la vida…de mi vida al menos.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres