Blogia
Limoncello

Me celebro a mi misma

Me celebro a mi misma

Nada te turbe,
Nada te espante,
todo se pasa,
la paciencia
todo lo alcanza;
quien a Dios tiene
nada le falta:
Sólo Dios basta.

Eleva tu pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
nada te turbe.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
nada tiene de estable,
todo se pasa.

Ámala cual merece
bondad inmensa;
pero no hay amor fino
sin la paciencia.

Confianza y fe viva
mantenga el alma,
que quien cree y espera
todo lo alcanza.

Vénganle desamparos,
cruces, desgracias;
siendo Dios tu tesoro
nada te falta.

Id, pues, bienes del mundo;
id dichas vanas;
aunque todo lo pierda,
sólo Dios basta.

Santa Teresa, mujer culta en una epoca donde la  élite eclesiástica llena de hombres no la quería letrada,  mujer tozuda, enamorada de su dios y queriendo a toda costa una reforma que devolviera a las órdenes religiosas a su esencia, a la eliminación de las clases, la vuelta a la austeridad y el amor a los mas débiles. Y lo consiguió,  fundó conventos y descalzó a sus hermanas, fue inteligente buscó buenos aliados  y murió tras llevar a cabo lo que le dictaba su corazón....esto es para ti Amalia, gracias por estar ahí tantas veces amiga y hermana. Sabes que tu dios y el mío al final son el mismo aunque yo no participe de la forma que tu lo haces.

foto de monasterio budista. Nepal, 2005

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres